Noticiero Mar Menor - La Semana Santa de San Pedro nombra Procesionista del Año a Francisco Martínez

          

La Semana Santa de San Pedro nombra Procesionista del Año a Francisco Martínez

Fiestas
Fuente

Es el hombre que nunca procesionó. Francisco Martínez, presidente de la Agrupación de Nuestra Señora de los Dolores, jamás salió en un desfile de Semana Santa, pero se ha ocupado de que todo funcione, de innovar en los tronos y las luces para que luciera en las calles. No ha podido recoger su homenaje porque se encuentra ingresado en el hospital Los Arcos con una neumonía a la que su familia está segura que vencerá con su espíritu luchador de siempre. Sus hijos, Carmen, Gema, Jesús y Francisco, junto a su esposa, Carmen Morales, recogieron la placa que nombra Procesionista del Año a Francisco Martínez, una de las figuras más queridas y ligadas a la Semana Santa pinatarense a lo largo de su historia de más de medio siglo. 

 

Sus hijas y su mujer le han transmitido el sentido tributo que le han mostrado desde el Cabildo de Cofradías al procesionista del año, que sin embargo nunca procesionó. Francisco ha sido siempre de esos pilares de la Semana Santa local, que se ocupa de que todo funcione a la perfección, de introducir mejoras cada año. 

"Fue el primero que introdujo los hachotes luminosos sin cable. Siempre ha estado innovando", cuenta su hija Carmen. La venta de lotería, la coordinación de los procesionistas, el orden de los estandartes, el turno de las manolas, la puesta a punto del trono...todo estaba perfecto a la hora de salir por la dedicación de Francisco. Incluso en aquella aciaga ocasión que los miembros de la Cofradía recuerdan con horror. Aquella mañana de Domingo de Resurrección, en que Francisco había dispuesto su dispositivo de lo que llemaban algunos 'efectos especiales' de la Virgen. 

Al llegar al cruce de la Nacional 332 en la puerta del bar Manolo, la Virgen alza los brazos articulados al encontrarse de frente con su hijo resicitado. En ese mágico instante, Francisco tiraba del manto oscuro de luto que cubría a la Dolorosa y, ante la alegría del Encuentro, el manto caía y la imagen quedaba cubierta por un ligero manto claro. Nadie se percató de un cable instalado en la calle de forma horizontal entre dos edificios, que al llegar el trono de la Virgen, derribó la imagen ante la exclamación general. 

Francisco guardó la calma en medio del caos y colocó de nuevo la figura para que continuara su recorrido. Siempre estuvo al quite de la procesión, arreglando desperfectos y eliminando problemas para que todo luciera en su momento. Cuenta el presidente del Cabildo, Mariano Visiedo que "en los tiempos en que eran necesarias conexiones al tendido eléctrico para dar luz a los tronos y hachotes, esto se convertía en un quebradero de cabeza para las cofradías por el peligro de descargas eléctricas, y como todo este trabajo recaía en Paco, en más de una ocasión se llevó un calambrazo". 

Dedicado desde siempre al gremio de la hostelería, logró el apoyo de este sector a la Semana Santa, para que mejorara de año en año la belleza y calidad de los tercios, los estandarte, tronos y mantos de la Virgen de los Dolores, una de las figuras-joya que muestran los desfiles pinatarenses, obra de Sánchez Lozano. 

 

Publicidad

PRÓXIMOS EVENTOS

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más