Noticiero Mar Menor - 'La Tentación de Jansson' de la profesora Anne Margret Johansson

          

'La Tentación de Jansson' de la profesora Anne Margret Johansson

Recetario
Fuente

Un plato contundente, acorde con el frío escandinavo, y delicioso, como el trato de la profesora Anne-Margret Johansson. Esta docente ya retirada de las aulas reparte su cotidianeidad entre el encantador pueblo sueco de Torsby, entre bosques con renos y lagos helados, y el soleado y playero Santiago de la Ribera (San Javier, Murcia).

Haciendo gala de su cordialidad y don de gentes, Anne Margret y su marido, Jan Gustav Söderström, sirven de enlace en el Mar Menor a gran parte de la comunidad sueca que reside la mitad del año junto a la laguna. En su localidad de Torsby ha llevado a cabo una gran labor de difusión de la cultura española y de la calidad de vida murciana. Inició hace más de 10 años un programa de intercambio educativo internacional con el que promovió la llegada de grupos escolares de San Javier a Suecia y viceversa.

Su receta estrella es la Tentación de Jansson, un plato calentito y crujiente que se elabora en los hogares suecos con motivo de cualquier celebración. Según una de las versiones que circulan sobre esta especialidad culinaria, el nombre de 'Tentación de Jansson' se debe al cantante de ópera Pelle Janzon (1844-1889), recordado como un gran gourmand. Sin embargo, otra versión de su origen se atribuye a Gunnar Stigmark en un artículo "Så var det med Janssons frestelse", en el periódico especializado Gastronomisk kalender. De acuerdo con Stigmark, el nombre fue prestado del film Janssons frestelse (1929) realizado por el popular actor sueco Edvin Adolphson, dándole el nombre del plato gracias a la madre de Stigmark que le enseñó la receta.

Ingredientes para cuatro personas:

  • 8 patatas medianas
  • 2 cebollas grandes
  • 3 latas de ansjovis o anchoas en aceite de oliva
  • 3 dl de nata líquida
  • Pimienta al gusto (opcional)
  • Pan rallado o galleta salada picada (opcional)
  • 2 cucharadas de mantequilla

Hay que tener en cuenta que no se trata exactamente de anchoas, aunque se puede emplear una lata de las anchoas tradicionales. En la receta original sueca, se utiliza un marinado de Clupea Sprattus, Sprattus Sprattus en azúcar, sal y especias, se conoce en Suecia como ansjovis desde el siglo XVII, mientras que la anchoa (Engraulis encrasicolus) se suele vender en Suecia con el nombre de "sardell" y la sardina (Sardina pilchardus) con el nombre de "sardin".

Primero hay que pelar, lavar y cortar las patatas muy finitas, casi como cerillas y reservar. También pelamos, lavamos y cortamos las cebollas en aros finos.

Ponemos una cucharada de mantequilla en un sartén (yo lo he hecho con aceite de oliva virgen extra) y rehogamos los aros de cebolla hasta que quede dorada.

Ahora encendemos el horno a 200 ºC.

Seguimos con la receta. Abrimos las latas de anchoas y quitamos el aceite, lo podemos reservar. En una bandeja grande o bandejas individuales, previamente enmantequilladas, ponemos una capa de patatas, una de cebolla, repartimos las anchoas y terminamos con otra capa de patatas. Repartir la nata, espolvorear con pimienta y galleta picada si se desea.

La tentación está casi lista. Llevar al horno unos 45 minutos o hasta que se vea crujiente y dorado. Un poco antes de terminar la cocción se puede rociar con un poco del aceite de oliva de los botes de anchoa.

Para completar el menú, se puede acompañar con una ensalada. A los invitados o comensales les intrigará un poco el nombre La tentación de Jansson pero os aseguro que en cuanto prueben esta receta les sabrá a poco y querrán repetir.

En una de las fotos, Anne-Margret, en su cocina, preparando la Tentación de Jonsson, ya horneada. En la otra, en la reunión de amigos suecos, ingleses y españoles que degustaron esta exquisita y suculenta receta.



28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más